Importancia de la donación de sangre

Una de las cosas más importantes del hombre contemporáneo es la insistencia de fomentar la sensibilización social, en la comunidad y en todo su entorno. La importancia de ayudar, entender las necesidades y apoyarlas, entre tantísimas causas está la más sencilla, la donación de sangre. Donar sangre ayuda a salvar vidas, cuando disminuyen bruscamente los niveles de sangre o alguno de sus componentes, la única probabilidad de sobrevivir, para muchísimos pacientes, es recibir sangre.

Una caída en los niveles sanguíneos puede ser causada por accidentes, intervenciones quirúrgicas, infecciones graves, deficiencia en la producción de la médula ósea o quimioterapia.

Uno de los gestos más generosos qué puede hacer un ser humano es apoyar esta causa, donar sangre. De esta manera, puede cambiar radicalmente la vida de otra persona. Sin embargo, todavía perviven muchos mitos y miedos alrededor de la donación de sangre que imposibilitan hacer de esta una práctica frecuente, para todos los seres humanos.

Requisitos imprescindibles para donar sangre

Fundamentalmente, lo primero para poder donar sangre es querer hacerlo. Los hombres pueden donar un máximo de 4 veces al año, mientras que las mujeres pueden donar solo 3 veces al año.

Los requisitos para poder donar sangre son:

  • Tener entre 18 y 65 años.
  • Pesar mínimo 50 kilos.
  • Tener un buen estado de salud, no padecer de enfermedades crónicas o malignas.
  • No ser adicto a las drogas, ni haber residido o viajado a zonas tropicales.
  • No estar embarazada, ni en proceso de lactancia.
  • No haberse vacunado, ni haber padecido de infecciones recientes.
  • No haber consumido alimentos elevados en grasas por lo menos 3 horas antes.
  • No haber consumido bebidas alcohólicas, durante las últimas 24 horas.
  • Tener los valores de la presión arterial aproximadamente 120/80.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de donación de sangre?

El desarrollo es rápido, apenas dura una media hora y es totalmente indoloro. Se dispone una aguja estéril en el brazo para hacer la extracción.

Consta de tres fases principales:

  1. Encuesta privada: Se exponen los hábitos de vida de un donador asegurándose que no tenga ningún impedimento para realizar La donación.
  2. Valoración clínica: Se trata de una evaluación médica rápida, donde los especialistas de salud deciden si el donador se encuentra en óptimas condiciones de salud para realizar La donación.
  3. Extracción de sangre: Se usa una aguja de un solo uso. Después de la extracción, se brinda al donante un refrigerio alto en líquidos, para evitar mareos.

Seguridad en el proceso de donación

Obviamente, luego de esta información notará que donar sangre es un proceso seguro. Se realiza bajo la estricta vigilancia de un grupo médico preparado y certificado. Todo el material que se emplea se encuentra esterilizado. Por ello, es imposible el contagio de enfermedades. Al mismo tiempo, no tiene ningún riesgo para el donante.

Donar sangre no es perjudicial para la salud, ni causa ningún trastorno posterior. La sangre extraída es repuesta por el cuerpo, en pocos días. Donar sangre es dar vida.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba