¿Hay riesgos al donar sangre?

La razón principal para realizar donaciones de sangre reside en dar una ayuda a personas que lo necesitan de manera urgente. Es fundamental la concienciación y el trabajo duro en este aspecto para que la donación de sangre se convierta en algo completamente cotidiano y que todos lo realizamos semanalmente.

Sin embargo, hay gente que no dona, o que es reticente a participar debido a que creen que hay multitud de riesgos en el proceso.

Riesgo principal al donar sangre

Aunque sabemos que no es la respuesta que estas buscando, nos vemos en la obligación de destacar que el riesgo principal no es tanto para el donante, si no para el que lo recibe. Hay épocas en las que las donaciones bajan, e incluso hay zonas en las que puede llegar a escasear la sangre en los bancos de sangre.

Por ello, para evitar riesgos de desabastecimiento, que pueden ser fatales para los que esperan la donación, es importante que socialmente se impulsen este tipo de actividades.

¿Es seguro el proceso de donar sangre?

No debes de tener ningún miedo. La ciencia y la tecnología avanzan a pasos agigantados, y con ellos las medidas de seguridad, prevención y precaución. No existe una probabilidad real de que el donante se infecte durante el proceso, todos los elementos que se utilizan siempre están perfectamente esterilizados y son manipulados con gran pulcritud y de forma protocolaria.

Ten en cuenta, que los profesionales sanitarios que participan en la extracción deben tener extremo cuidado al trabajar con sangre ya que pueden contaminarse o clavarse la aguja de forma accidental. Por ello, siempre son excesivamente escrupulosos y cuidadosos con los protocolos.

Posibles deficiencias de hierro

Aunque se realizan análisis previos a las extracciones, y se somete al paciente a un breve cuestionario respecto a su estado, puede pasar que en ocasiones aisladas se den deficiencias de hierro.

Como hemos hablado en otros posts, una de las ventajas principales de donar sangre es que ayuda a controlar y mantener unos niveles de hierro saludables que no podríamos expulsar de forma natural. Sin embargo, en un estudio realizado con 40.000 donantes, en cerca de un cuarto de los pacientes se divisaron deficiencias en los niveles de hierro.

Por otro lado, estos estudios se realizaron con sujetos que donaban con la frecuencia más alta permitida, y a ninguno de ellos le supuso un impedimento grave para hacer una vida normal, y mucho menos un riesgo vital para la salud.

Por último, cabe destacar que las deficiencias se dieron tras dos años de donaciones continuadas, y no en donaciones esporádicas.

¿Debo preocuparme por donar sangre?

La respuesta es clara, NO. Donar sangre únicamente trae beneficios de toda índole. No debemos dejar que unas pequeñas molestias que se dan en pocos casos y muy concretos nos frenen el impulso de ayudar y colaborar con gente que verdaderamente lo necesita.

Así que no lo dudes, si nunca has donado sangre y quieres mejorar tu calidad de vida y la de tus conciudadanos, ¡Adelante!, pásate por cualquier punto de donación y colabora.

Déjanos tus opiniones y dudas en los comentarios.

5/5 (1 Review)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba